You Are Here: Home » Nacionales » Ciudad intramuros: el encierro en 20 metros

Ciudad intramuros: el encierro en 20 metros

Foto: Daniel Hidalgo

Por Israel Zamarrón / El Sol de México

México se prepara para vivir sus semanas más críticas de la pandemia por Covid- 19. Las autoridades sanitarias, en voz del subsecretario Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, han decretado la Fase 2 de la emergencia, las malas noticias que llegan de Europa, en particular España e Italia, agravan el temor de los mexicanos que ya se aprestan al encierro domiciliario como una medida para aplanar la curva de contagios. “Es la última oportunidad”, dijo el funcionario.

Sin embargo, el someterse a un mes de cuarentena, como pidió el sábado por la noche López-Gatell, no será igual de llevadero para todos. No es lo mismo afrontar un confinamiento voluntario en una casa propia de 200 metros cuadrados, con un jardín o patio que brinden una sensación de libertad, a pasarlo encerrado en un departamento de 40 metros cuadrados, en hacinamiento, sin balcones, con ventanas que dan con la del vecino.

En la Ciudad de México, donde se prevé que ocurra el golpe más fuerte de la pandemia, se vive en hacinamiento. En ella hay dos millones 599 mil 81 viviendas, de acuerdo con la encuesta intercensal de 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en las que habitan ocho millones 918 mil 653 habitantes. Su densidad de población es de cinco mil 967 habitantes por kilómetro cuadrado, prácticamente estamos unos encima de otros.

De las casi 2.6 millones de viviendas que hay en la capital, hay 906 mil 817 que tienen de uno a tres cuartos. Esto representa 34.8 por ciento del total. La ocupación promedio de viviendas en la Ciudad de México es de 3.4 personas por inmueble, por lo que en tres de cada 10 viviendas se vive justo a la medida, sino es que en hacinamiento.

Fátima vive en casa con sus padres, su hermano y un perro, en la colonia Campestre Churubusco. La contingencia los ha obligado a realizar un esfuerzo mayor para la sana convivencia. “Sí hemos cambiado nuestros hábitos de convivencia, hemos platicado más y me parece que todos estamos haciendo un esfuerzo para sobrellevar ciertas situaciones que eran complicadas día a día, hemos sido más empáticos en general”, cuenta.

Mientras que para Angie, quien renta un departamento en la colonia 7 de Julio compartido con dos compañeros, hasta el momento las cosas van bien; sin embargo, se empiezan a sentir las fricciones sobre la limpieza y la misma coexistencia de tres adultos en 55 metros cuadrados.

“Por nuestros trabajos, pocas veces coincidimos, ahora el convivir todos en un mismo espacio nos hace tomar turnos, como en la carnicería, para ver tele, poner música, usar la estufa y hasta sentarnos en la mesa para poder trabajar”, confiesa.

Un estudio de la UAM ubica diferentes formas de poblamientos: el Centro Histórico, que es el casco antiguo de la ciudad y donde abundan las vecindades saturadas; zonas conurbadas donde predominan las viviendas de autoconstrucción sin cumplimiento de normas en la materia; colonias populares, que pueden estar en la periferia o en puntos centrales y predominan casas horizontales o vecindades.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top