You Are Here: Home » Internacionales » Argentina, a un paso del nuevo default

Argentina, a un paso del nuevo default

Al borde de un nuevo default casi 20 años después, el gobierno argentino se esfuerza por encarrilar su negociación para un canje de 66 mil millones de dólares de deuda, con un plazo límite mañana cuando vencen 500 millones de dólares de intereses.

El país sudamericano, que se dirige hacia su tercer año de recesión en medio de la pandemia de coronavirus, busca mejorar las condiciones de pago de un tramo que representa la quinta parte de su abultada deuda pública de más de 300.000 millones de dólares, y no quedar fuera de los mercados de crédito.

El objetivo del gobierno de Alberto Fernández (centroizquierda): hacer «sostenible» en el tiempo el pago de la deuda que roza 90% del PIB, en un país que declaró el mayor default de la Historia en 2001 sobre 100 mil millones de dólares. Si no paga, Argentina estará nuevamente en default.

Pero «el 22 (de mayo) es anecdótico», consideró el ministro de Economía, Martín Guzmán. «Estamos en un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo.

Hay una alta probabilidad de que sea extendido el plazo» para que los acreedores con bonos emitidos bajo legislación extranjera adhieran al canje propuesto por Argentina, aseveró.

Sería la segunda prórroga del plazo dado a los bonistas para reestructurar la deuda, después de la que venció el 8 de mayo.

En ese escenario, Argentina podría continuar en la mesa de negociación con sus acreedores, aún en situación de impago. Los títulos que podrían quedar en mora son los nominados 2021, 2026 y 2046 emitidos durante el gobierno de Mauricio Macri, con una tasa de interés anual de 7.5%.

«Nos están cobrando intereses que el mundo no paga hoy. Estamos proponiendo el canje porque es lo que podemos, no estamos regateando», señaló el presidente.

Si cae en default, sería la novena ocasión en que el país queda en cesación de pagos.

Argentina propuso a los fondos de inversión un plazo de gracia de tres años sin pagos, y sendas quitas de un 5.4% en el capital, y de 62% sobre los intereses, con una tasa promedio ofrecida de 2.25% para nuevos bonos a madurar entre 2030 y 2047.

Los tres grandes grupos en que están divididos los acreedores rechazaron la oferta. Pero Guzmán dijo que las contraofertas de los financistas «acercan posiciones».

Según una alta fuente del gobierno que pidió el anonimato, habrá «un default selectivo o técnico». Pero los acreedores «aceptarán seguir negociando de buena fe y de mutuo acuerdo» más allá de este viernes.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top