You Are Here: Home » Nacionales » Apoyos a mujeres y madres, realidades no retórica: Peña Nieto

Apoyos a mujeres y madres, realidades no retórica: Peña Nieto

“¿A quién quiere más una madre?” -preguntó ayer a numeroso grupo de mujeres el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Y él mismo dio con la respuesta: “¡Pues a un hijo, a su hijo!”. Y volvió a la interrogante: “¿Qué anhela esa madre para su hijo, por encima de todas las cosas habidas y por haber”? Y mientras las muchas mujeres seguían el hilo de sus preguntas, el propio presidente Enrique Peña Nieto disipó: “Su Salud… su Salud. Y por ello mi Gobierno se preocupó desde el primer día por dar a las mujeres de México y a sus hijos las mejores condiciones de nacer y desarrollarse. Aquí hoy inauguramos un gran hospital. Con más de 150 camas. Con instalaciones modernas, amplias”.

“Ya no será necesario que mujeres, niños y otros afectados tengan que viajar a la vecina Guadalajara”, dijo el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mikel Arriola Peñalosa.

Y todo lo aprobó con significativos movimientos de cabeza el médico José Narro Robles, secretario de Salud. Hombre que cura y consuela, estudioso que cuida la vida desde que es un cigoto o huevo, José Narro Robles acompaña al presidente Enrique Peña Nieto por flamantes pasillos. “Tablaroca”- dictamina Paris Quijano, a quien le basta tocar una pared. “Quizá por lo sísmico del territorio de Colima -conjetura el responsable de Cepropie-. “Por el riesgo del Volcán de Colima”, opuso otro.

En ese compacto grupo David Penchyna Graub, director general del INFONAVIT. “Vine porque de acuerdo con las instrucciones presidenciales soy responsable del desarrollo de Colima. Una suerte de ‘padrino’. Uno que debe gestionar obras de beneficio para la región que le encomienden”. Y dicho lo anterior el político hidalguense prende un cigarrillo y consigue exhalar gran bocanada de humo. Tras lo cual se reintegra al grupo en el que figura el gobernador don José Ignacio Peralta Sánchez. Personaje que no deja de alabar -elogiar y agradecer- presencia y obra del presidente Enrique Peña Nieto en favor de Colima y sus habitantes. “Siempre nos trae usted hechos que nos benefician. La amplia construcción del muy caro Hospital materno Infantil -que funcionará a todo vapor dentro de tres meses-, y este Hospital General de Zona Número 1 en esta Villa de Álvarez.

Ceremonia en un estrecho corredor. Casi en el umbral se colocaron las placas de las dos instalaciones de Salud. Muy cerca de un mural que describe vida y lucha y placer de Colima. “Grutas de San Gabriel”. Playa. Niños. Mar. Y mosaicos alusivos a la sanía. Rotundez de una mujer en traje de baño. Siluetas de peces. Y fragmentos de la cura. La Medicina en favor del Hombre.

“A ver -sugiere el presidente Enrique Peña Nieto- díganme ¿Quienes de las madres que se hallan aquí trabajan en el Seguro Social?”. Decenas de manos se alzan en respuesta. Entonces el presidente da con el hilo de su disertación. Exalta virtudes, valores, cualidades de la mujer-madre. “Y en infinidad de ocasiones esa madre es el único pilar de un hogar. Esa mujer ha de trabajar y educar. Conciliar profesión, empleo con la tarea de guiar, de formar a un buen ser humano. Elevada labor”.

Repite el presidente la anterior pregunta a mujeres “que dan sus afanes en la Secretaría de Salud”. Y otra vez muchas manos se alzan para hacerse presentes. “Desde que se concibe a un ser humano se hace imperativo cuidar la salud de la futura madre y propiciar un feliz desarrollo en la gestación del futuro niño”.

“Mi Gobierno no escatima esfuerzo y dinero si de la salud de la madre y de su hijo se trata. Se abaten cifras de muerte postparto. Se recibe en mejores condiciones al que sale a la vida”.

Y el presidente Enrique Peña Nieto halla el modo de fundir todo con la efemeride. “Hoy 10 de Mayo. Hoy Día de la Madre. Hoy que se honra y festeja a la mujer que nos dio la vida”.

Conmueve sinceramente a don Enrique Peña Nieto. Abundan las evidencias. Vecinos de Atlacomulco platican de la devoción del pequeño y luego joven y posteriormente maduro adulto Enrique Peña Nieto por su señora madre”. Y aquí: “Desde esta Colima envío mi calurosa y respetuosa felicitación a todas las mujeres que son madres en México”.

Hacía calor en Colima. La senadora Hilda Ceballos Llerenas atraía las miradas de las muchas mujeres. Su cabellera intensamente rubia. Su perfecto corte. Su atuendo todo. “Es la esposa del exgobernador Moreno Peña. Aquel que durante muchos años controló la Universidad de Colima. Movía a los estudiantes a su antojo”, recordó alguno. Y se recordó a Carlos Eduardo Camacho Martínez. Sinaloense que de la mano de David López Gutiérrez -hoy Diputado Federal- estudió en esa universidad. La Colima de Don Miguel de la Madrid.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top