You Are Here: Home » locales » Alarma a la Iglesia oleada de violencia

Alarma a la Iglesia oleada de violencia

El ataque al sacerdote José Miguel Machorro en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y el asesinato del periodista sinaloense Javier Valdez, responde a la ola de violencia que se vive en la sociedad y para lo cual necesitamos retomar la educación en las familias, afirmó el presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación de la Diócesis de Querétaro, Gustavo Licón Suárez, quien pidió a los fieles católicos unirse en oración para pedir por la paz nacional.

Negó que en el caso del atentado cometido en contra del presbítero que oficiaba misa en la Catedral Metropolitana se debiera a algún tipo de persecución religiosa, sino que se trata de los altos niveles de inseguridad que han alcanzado a todo el país.

“No podemos hablar de una persecución religiosa donde el sacerdote específicamente sea el blanco, más bien este hecho tan lamentable corresponde a la ola de violencia e inseguridad que se está viviendo en todo el país (…), este acontecimiento debe cimbrar nuestras conciencias para unirnos en oración”.

Licón Suárez, ante estos hechos, exhortó a la población a retomar la educación en la familia e inculcar los valores como el respeto a la vida, a la opinión y a la libertad de expresión, para erradicar este tipo de situaciones que han alcanzado a toda la nación.

El presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación mencionó que aunque en Querétaro no existe registro de algún tipo de agresión en contra de los sacerdotes, cada uno de ellos cuenta con un Consejo Parroquial quienes determinarán las acciones y estrategias de vigilancia y supervisión durante las celebraciones eucarísticas.

“Es importante tomar en cuenta que cada sacerdote cuenta con un Consejo Parroquial, por lo que cada uno determinará las estrategias para ponerse de acuerdo en la vigilancia y estar más al pendiente en las celebraciones eucarísticas”.

Por último, Gustavo Licón señaló que la Diócesis de Querétaro se unió al comunicado que la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió el martes, donde manifestó su apoyo con el presbítero José Miguel Machorro, quien fue agredido en la Catedral Metropolitana el pasado 15 de mayo y en el que la Iglesia católica se compromete a trabajar en todo tipo de proyectos formativos “para ofrecer a los mexicanos una visión solidaria y trascendente”.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top