You Are Here: Home » Internacionales » A 35 años del disco Kill‘em all de Metallica

A 35 años del disco Kill‘em all de Metallica

Javier García Java

“¡Mátalos a todos!”, exclamó furioso el bajista Cliff Burton ante la negativa de diversas compañías discográficas a distribuir el producto. La frase lapidaria, pero cargada con un toque de humor negro, causó tal impacto entre los miembros de la banda, que decidieron bautizar con ella su primer álbum: Kill‘em all, el lanzamiento de Metallica en el mercado mundial, hace 35 años.

Considerado por la crítica uno de los primeros álbumes de thrash metal, es considerado también un clásico en el subgénero. Lanzado finalmente por Megaforce Records el 25 de julio de 1983, a las dos semanas ya había vendido cerca de 20 mil copias y se estima que, hasta la fecha, las ventas han ascendido a tres millones tan solo en Estados Unidos, conquistando triple disco de platino.

La trascendencia de Kill‘em all radica en el poder que tuvo para atraer un nuevo público para el heavy metal y colocar a Metallica en el contexto mundial, como los iniciadores de una nueva corriente de gran influencia para otras bandas metaleras y el agasajo para millones de sus seguidores.

El thrash metal es un subgénero que se deriva del heavy metal. Se caracteriza por la energía y contundencia de sus variaciones musicales que transitan por el mismo estilo, parecidas al hardcore punk y el speed metal.

Integrado por Lars Ulrich (batería), James Hetfield (voz y guitarra de acompañamiento), Kirk Hammett (guitarra líder) y Cliff Burton (bajo), Metallica entró al estudio de grabación Music America el 10 de mayo del año ya mencionado, y concluyó siete días después con un álbum producido por Paul Curcio, con producción ejecutiva de Jon Zazula, cuyo título inicial sería Metal up yourass, mismo que no fue aceptado.

Curiosamente, de todo el tracklist, Cliff Burton, de quien provino el título final, sólo compuso un tema: (Anesthesia) pullingteeth, en el que nos brinda una espléndida demostración de su técnicay creatividad en el bajo. El resto son composiciones de los otros miembros de la banda, que en su lírica aborda temas oscuros como la guerra y la muerte.

La portada tiene otra historia igualmente muy sui géneris. Inicialmente se había diseñado con un inodoro del que emergía una mano empuñando una daga, la cual tampoco fue aceptada, cambiándola por una menos agresiva en la que aparece una mano dejando caer un martillo en un suelo ensangrentado.

El disco fue presentado en el marco de una gira que el productor Zazula organizó por Estados Unidos alternando escenario con Raven; después, en esta ocasión alternando con Venom, la gira se realizó por países europeos, logrando una gran recepción.

LAS CANCIONES

1. Hit the lights

2. The four horsemen

3. Motorbreath

4. Jump in the fire

5. (Anesthesia) pulling teeth

6. Whiplash

7. Phantom lord

8. No remorse

9. Seek and destroy

10. Metal militia

CURIOSIDADES

– En 1988 Elektra Records relanzó el álbum agregando dos temas: Am I evil y Blitzkrieg.

– Dave Mustine, el antiguo guitarrista, sólo intervino en cuatro temas: Thefourhorsemen, Jump in the fire, Phantom lord y Metal militia

– Kirk Hammett era el guitarrista principal de Exodus; fue llamado para reemplazar a Mustine, quien posteriormente fundó Megadeth.

– Para la revista Hit parade, el álbum es el número 1 en la música underground.

– El thrash metal dio origen a otras bandas importantes como Testament y Anthrax.

UNA BANDA CON HISTORIA

La banda fue creada en Los Ángeles, California, en 1981, por iniciativa de Lars Ulrich y James Hetfield, quienes integraron a Dave Mustine y Ron McGoveny, estableciéndose en San Francisco. Pero Dave fue despedido un año más tarde debido a presuntos problemas con el alcohol, siendo reemplazado por Kirk Hammett. Se dice que Ron renunció a la banda precisamente por la agresividad de Mustine, llegando entonces el bajista Cliff Burton.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top